Denominación de Origen Vinos de Madrid (y II)

Denominación de Origen Vinos de Madrid (II)

Los vinos de la DO vinos de Madrid pueden ser blancos, rosados, tintos, espumosos y sobremadre y, salvo los espumosos y los sobremadre, pueden ser jovenes, crianza, reserva y gran reserva. Siendo vinos jovenes aquellos que no son sometidos a ningún metodo de envejecimiento en madera. (habitualmente, blancos y rosados). En el caso de los vinos envejecidos, los tiempos según sean blancos, rosados o tintos varía:

  • Crianza. Vinos que han sido sometidos a un envejecimiento durante un periodo mínimo de dos años naturales, en los cuales al menos seis meses deberán haber sido envejecidos en envases de madera para vinos blancos, rosados y tintos.
  • Reserva. Vinos sometidos a un envejecimiento por un Periodo mínimo de treinta y seis meses de los cuales al menos doce debe permanecer el vino en envases de madera de roble para los vinos tintos y seis meses para los vinos blancos.
  • Gran Reserva. Vinos que tienen un periodo de envejecimiento de 60 meses como mínimo de los cuales al menos 24 los ha pasado en barrica de roble.
  • Los vinos espumosos se elaborarán a partir de vino blanco y rosado. Podrá destinarse a esta elaboración únicamente las variedades de uva MalvarAlbilloAirén o TorrontésViuraParelladaGarnacha tinta y Tinto Fino. El proceso de elaboración será por el método tradicional. La cantidad máxima de sacarosa que puede ser fermentada será de 25 gramos por litro de vino base y el proceso de crianza hasta el degüelle deberá tener una duración mínima de nueve meses.

Se aplica la mención «Sobremadre» a aquellos vinos blancos y tintos que, como consecuencia de su especial elaboración, contengan gas carbónico de origen endógeno, procedente de la propia fermentación de los mostos con sus madres. Se entiende por madres la uva despalillada y estrujada. Debido a las características perseguidas para este tipo de elaboración, permanecerán en el envase junto a las madres una vez finalizada la fer­mentación, con ausencia de trasiegos, salvo el que preceda al embotellado. El tiempo máximo de permanencia de las madres con el vino en ningún caso será superior a ciento ochenta días. Será obligatorio embotellar la parte media del envase despreciando la primera zona de contacto con el aire y la parte baja, con el fin de no tocar las lías. Queda prohibido el empleo de gas carbónico en el proceso de elaboración, filtración y trasiegos isobáricos de estos vinos.

Para la elaboración de los vinos tintos, las variedades Tempranillo (también conocida como Tinto Fino o Cencibel) y/o Garnacha tinta deben de estar presentes en un mínimo del 60%, y en los blancos, con un mínimo de un 60% de las variedades Malvar y/o Albillo. En el caso de los espumosos y sobremadre, deberá utilizarse, para vino base blanco, al menos un 50% de Malvar y/o Albillo, para vino base rosado este mínimo será de Tempranillo (también conocida como Tinto Fino o Cencibel) y/o Garnacha tinta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *