Madrileño, cuatro vestidos para un vino

El 15 de Febrero de 2010, en el madrileño Mercado de San Miguel, fue presentada por parte de la D.O. Madrid una nueva etiqueta de vinos “Madrileño”. Esta etiqueta tiene dos particularidades: por un lado la fusión entre el mundo del vino y la moda, y por otro que no era un único vino elaborado por una sola bodega, si no cuatro vinos elaborados por cuatro bodegas de la D.O. de Madrid.

Cuatro vinos de dos de las tres subzonas en las que está dividida la Denominación de Origen (tres de la subzona de Arganda y uno de la subzona de Navalcarnero) todos ellos basados en la variedad de uva tempranillo y de los que se ha obtenido un Vino joven, de sabor afrutado, que ha estado durante cuatro meses en barrica de roble francés y americano, según la bodega.

Cuatro vinos con el mismo nombre, Madrileño, pero cada uno con su apellido, el de la Bodega (Juan Orusco, Jeromín, Ricardo Benito y Laguna). Con una producción inicial de 6.000 botellas aproximadas por bodega, es decir, una producción anual de 24.000 botellas aproximadamente.

Para cada botella, con un diseño elegante basado en la botella bordelesa habitual pero algo mas rectilínea y estilizada, similar a las botellas de aceite y fabricada por Vicasa y denominada Bordelesa Sensación, un diseñador de moda ha realizado cada una de las cuatro etiquetas. Así, Devota y Lomba vistió el Madrileño de Juan Orusco, Ángel Schlesser la etiqueta de Jeromím, Agatha Ruiz de La Prada la de Ricardo Benito y Roberto Torretta la de Laguna.

Cuatro vinos diseñados para satisfacer el gusto de un público joven y que llaman la atención desde el primer momento por su diseño y, que en el año de su lanzamiento obtuvieron, en la versión de Ricardo Benito, el Premio Bacchus de plata en la categoría de vinos tintos tranquilos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *