Tempranillo (III)

Viene de Tempranillo (II)

Tempranillo

Es una uva muy sensible a plagas y enfermedades, tolerante a las sequías, salvo que estas sean extremas.

Los racimos son de tamaño medio grande, con los hombros marcados, compactos y de forma cilíndrica, pedúnculo de tamaño medio y poco lignificado y las bayas (uvas) son pequeñas con forma de esfera, con epidermis de color negro púrpura, hollejo grueso y con una pulpa incolora muy jugosa y carnosa.

Su raíz absorbe potasio fácilmente, lo que hace que su acidez en la pulpa se sitúe en torno a niveles de 3.6, llegando a 4.3 en su piel. en el caso de absorber más potasio, el mosto es más salino, lo que hace que su pH sea mayor y que sea más lenta la conversión del ácido málico en acido láctico durante la fermentación maloláctica.

La piel no presenta carácter herbáceo y la uva es muy sensible a las inclemencias del tiempo, contrayéndose cuando hay sequía e hinchándose en presencia de demasiada humedad, lo que puede afectar al color del vino, al igual que las producciones elevadas. Si el terreno es calizo, se obtienen uvas de muy alta calidad debido a la humedad de las raíces y al efecto de la arcilla. Sin embargo, si el terreno es arenoso o las vides tienen menos de doce años, estos efectos pueden potenciarse.

Hasta hace poco, y debido a la baja acidez y / o bajo contenido en azúcar de la uva tempranillo, para producir los vinos solía mezclarse (coupage) con otras variedades, como  graciano, merlot, mazuela, cabernet sauvignon, syrah o garnacha. Así, por ejemplo, al mezclarla con mazuela, se obtiene un vino más ácido y brillante. En la zona de Douro (Portugal), es la uva principal para hacer Oporto, bien a partir de esta uva, bien mezclado con otras variedades del lugar.

Los mostos que produce son equilibrados en azúcar y acidez aunque en ocasiones esta última pueda escasear. tienen un color rubí, a veces con reflejos marrones con aromas de ciruelo, tabaco, bayas, vainilla y hierba.

Los vinos jóvenes son francos, interesantes y muy afrutados, mientras que si pasan por barrica pueden presentar un sabor aterciopelado o astringente, pero con buen cuerpo, finura intensidad y complejidad aromática. Si se quiere obtener un excelente vino para envejecer en barrica, es recomendable realizar la vendimia cuando la uva esta madura.

(sigue el post aqui…)

One thought on “Tempranillo (III)

  1. Pingback: Tempranillo (y IV) | El Blog de un Vinoquedador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *