Verdejo (y II)

La cepa de Verdejo es una planta que se adapta fácilmente a terrenos poco fértiles y pedregosos, tolera bien la sequía. Produce racimos de tamaño pequeño – mediano, compactos y con tallo muy corto.  Las bayas (uvas) son esféricas, de tamaño pequeño – mediano, ente 8 y 14 cm, con piel de grosor medio, de color verde – amarillo y pepitas grandes que se pueden ver al trasluz. Su porte es semirrastrero, por lo que exige que sea conducida en espaldera.

Suele recolectarse de noche, para evitar las altas temperaturas diurnas que en Septiembre y en la zona de Rueda puede rondar los 30 grados centígrados, para llegar a la bodega a unos 10 – 15 grados, y así evitar que el mosto se oscurezca como consecuencia de la oxidación provocada por el calor.

Los vinos que produce la Verdejo suelen tener una gama de colores que van del Verdejo Racimoamarillo verdoso al pajizo, con una capa ligera media. Aportan aromas intensos a fruta, con matices herbáceos y de flores blancas con tonos amargos, tienen un grado medio de alcohol y una acidez media – alta, estructurados, suaves y frescos, con un buen paso por boca, debido a su adecuado contenido de glicerina. dejando al final un característico toque amargo que persiste en el tiempo.

Aunque actualmente la Verdejo es sobre todo utilizada para elaborar vinos de cosecha (jóvenes) aunque sus características son también óptimas para la crianza en barrica, combinando perfectamente sus aromas con los tostados y vainilla de la misma. Admite también la posibilidad de elaborar espumosos e incluso se está vendimiando para elaborar vino de hielo en Bodegas Vidal Soblechero, en La Seca (Valladolid).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *